Las Cremas Milagro no Existen!


No hay ninguna crema cosmética que contenga bótox ni que su efecto sea el de la toxina botulínica.

Tampoco hay ninguna crema que produzca un efecto lifting o similar, ni cremas que generen una dermoabrasión como un láser.


Por tanto todas aquellas cremas que prometen efectos "botoxlike", o láser o lifting solo basan su éxito en el marketing pseudocientífico y no en el rigor médico. Tampoco los ingredientes de los que presumen algunos cosméticos como el ADN, las 'proteínas de la juventud', las células madre vegetales, las bifidobacterias, el veneno de serpiente, el caviar, la baba de caracol, los hilos de oro, y una lista interminable de milagrosos principios activos, son solo puros reclamos publicitarios que no aportan garantía de nada.


Lo mismo pasa cuando vemos productos cosméticos que presumen de ser libres de químicos. Todos los productos cosméticos son químicos y la mayoría de cosméticos naturales también son sintetizados en un laboratorio igual que el resto de los más industriales. Y a diferencia de lo que podría ocurrir en el mundo de la alimentación, en cosmética la reivindicación de los productos naturales no está asociada a unos mejores resultados.


Que las cremas «naturales» o de «herbolario» no provocan alergia es un mito. Por lo general suele ser al revés. Estos productos suelen pasar menos controles sanitarios. Los cosméticos de casas conocidas que compramos en farmacias o grandes almacenes suelen invertir más en estudios para conseguir productos más hipoalergénicos.


Otra publicidad engañosa son las cremas antiestrías. Las estrías pueden mejorar muy discretamente con alguna crema pero en ningún caso se borran o desaparecen. Lo mismo pasa con la celulitis, desgraciadamente no hay ningún cosmético que la mejore.


Pero por supuesto sí hay cremas que funcionan y muy bien, y no hace falta gastarse mucho dinero. Los protectores solares son superefectivos, las cremas hidratantes hidratan y nutren la piel, el retinol y ácido retinoico demuestran efectividad en el envejecimiento cutáneo, y los hidroxiácidos también han demostrado evidencia científica.


Las compañías cosméticas no deberían hacernos creer en los milagros ni en los cambios estéticos inalcanzables, sino vender resultados realistas y honestos.

0 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo