Y Si Te Cansas del Tatuaje, Piercing..?


Sabías que un 80% de las personas que llevan un tatuaje en algún momento de su vida desean eliminarlo?

Estas mismas cifras se repiten cuando nos referimos a piercings, dilataciones en los lóbulos de las orejas, perforaciones e incrustaciones en la piel, y en aquellas personas que se aumentan los labios con productos permanentes de forma muy exagerada.


Lo que muchas personas no saben es que cuando nos cansamos y aburrimos de alguno de estos procedimientos, resolverlo es posible pero laborioso y costoso. Y además hay que tener en cuenta que nunca vamos a conseguir estar exactamente como antes de someternos al tratamiento, probablemente en el mejor de los casos tengamos que sacrificar una pequeña cicatriz.


Por ejemplo, eliminar un tatuaje requiere de muchísimas sesiones de láser y hoy en día todavía no existe un tratamiento que los elimine en su perfecta totalidad. En el caso de los piercings se pueden cerrar con pequeñas cirugías con anestesia local pero dejamos una pequeña cicatriz a cambio.


Cuando se trata de solucionar dilataciones en las orejas de gran tamaño, muchas veces además de la cicatriz persisten pequeñas deformidades del lóbulo que requieren de más cirugías.


Y en cuanto a las personas que presentan los antiestéticos nódulos en los labios derivados de inyecciones de productos permanentes utilizados hace muchos años, se pueden corregir con una o más cirugías a través de incisiones en la mucosa labial.


Nos hacemos ese tipo de tratamientos como forma de expresión de nuestra personalidad o bien son elegidos por un evento significativo que ocurre en la vida de la persona que se los hace.


Pero teniendo en cuenta que el ser humano es una especie que por naturaleza nos cansamos de todo de forma cada vez más acelerada, recomiendo tomarnos un poco más de tiempo a la hora de tomar este tipo de decisiones por si se trata de un impulso pasajero.

1 visualización