Las personas que ven la música de colores.


La sinestesia es una variación de la percepción de nuestros sentidos.

Las personas sinestésicas experimentan una vía sensorial adicional en respuesta a estímulos concretos. Por ejemplo, hay quienes pueden ver un color cuando escuchan una nota musical, es lo que le sucede a Lady Gaga y a quienes como ella se deleitan escuchando música porque visualizan muchos colores.

Hay quienes incluso saborean los sonidos. Aunque la forma más frecuente es la asociación directa de cualquier signo, letra o número con un color específico.


Kandisky escuchaba los colores, y por ello muchas de sus obras pictóricas están asociadas con notas musicales.


La sinestesia se puede entrenar y desarrollar en personas que no la sienten de forma automática. En el mundo de los videojuegos lo saben muy bien y consiguen generar una experiencia sinestésica a sus poco entrenados jugadores. Estos tipos de juegos usan colores y sonidos como métodos para transmitir información a los jugadores, razón por la cual el jugador no se concentra en el puntaje del juego, sino en entender cómo ganar.


También en el campo de la gastronomía cualquier persona puede experimentar, de algún modo, la sinestesia. Así, vemos una manzana verde y la sentimos ácida sin probarla. El queso servido en plato blanco y redondo lo saboreamos más intenso que servido en platos oscuros o cuadrados.


Los chefs más vanguardistas, lo saben y crean "platos emotivos" para sorprender a sus clientes.

En este sentido, más allá de sentir un color como dulce o salado, el cocinero a través de un olor a galletas de chocolate o tarta de la abuela, rememora vivencias logrando ofrecer un "viaje a la infancia" a sus comensales.


Jimi Hendrix, Stevie Wonder y Marilyn Monroe son otros famosos sinestésicos, que cada uno saque sus propias conclusiones...

2 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo