"Free the nipple", movimiento de liberación de los pezones



La mayoría de las mujeres que se someten a una cirugía estética mamaria lo hacen para poder ir sin sujetador.


La pandemia ha cambiado nuestra manera de vestir. El hecho de pasar más horas en casa por el confinamiento y el teletrabajo ha dado prioridad al "homewear" o ropa confortable. Esta apuesta por la comodidad ha llevado a miles de mujeres a decir adiós al sujetador.

Cada vez más el sujetador se ve como una prenda opresora y/o una imposición social.


En muchas épocas y culturas se ha visto mal no llevar la prenda, en otras se ha visto mal el llevarla. Fue en los años 60 cuando las mujeres los quemaban como símbolo de liberación y empoderamiento femenino y hoy en día el movimiento ha vuelto con más fuerza de la mano de “Free the nipple” o liberación de los pezones. Instagram sigue eliminando las fotografías donde se ven pezones femeninos de manera explícita, pero no elimina los masculinos. De la misma manera que está mal visto que una mujer vista sin sujetador y pueda insinuar los pezones a través del top. Naomi Campbell, Cara Delevingne o Miley Cyrus se han ido sumando al movimiento Free the Nipple contra la censura de las redes sociales, pero queda mucho por hacer.


Durante años nos han hecho creer que no llevar sujetador acusaba la caída del pecho, y que llevarlo protegía los pezones de mirones y comentarios ofensivos, y prevenía el dolor de espalda. Todo era falso.

Obviamente hay personas que tienen pechos grandes y si no están sujetos, tienen una sensación de dolor y malestar. Igual que hay personas con el pecho muy pequeño y los llevan por cuestiones estéticas.


Sea como sea, la conclusión final, es que la mujer use el sujetador si quiere y le es cómodo.

Y que no lo use si no quiere; Lo que nunca debería hacer es usarlo con connotaciones opresoras, o como imposición social u otros argumentos no demostrados para apoyar la opción que mejor le conviene.

21 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo