Lipotransferencia-Lipofilling

Para distribuir la grasa de forma proporcionada y natural

Es una técnica que permite eliminar aquellos depósitos de grasa localizados para rellenar otras zonas deprimidas o con falta de volumen.

INFORMACIÓN RÁPIDA

Costo promedio:

Desde 7,100 €

Tiempo quirúrgico: 

60 – 90 minutos

Anestesia:

General

Hospitalización:

1 noche de ingreso o ambulatoria

Recuperación:

1 semana​

Resultados:

Inmediatos

FINANCIACIÓN GRATUITA A TU MEDIDA

La medicina privada al alcance de todos – financiación sin intereses

El Proceso

¿Qué es?

El lipofilling es una técnica moderna que pretende rellenar la ausencia de grasa en determinadas partes de nuestro cuerpo (por ejemplo en surcos, cicatrices, aumento de mamas, de glúteos, etc).


Este procedimiento quirúrgico puede combinarse en una misma intervención con una abdominoplastia si la calidad de la piel no es buena o el descolgamiento es muy importante.


También puede combinarse con un aumento de glúteos, que consiste en mejorar el tamaño y la forma de las nalgas mediante transferencia de grasa (lipofilling).



La primera consulta

En la primera consulta, la cirujana evaluará tu estado de salud, determinará la extensión de las zonas que te acomplejan y evaluará el tono y calidad de la piel.


Debes exponer tus expectativas de manera sincera y franca para que podamos mostrarte las alternativas disponibles y determinar contigo cuál es el procedimiento óptimo para lograr la silueta corporal más adecuada.



La intervención

Esta cirugía siempre va a entenderse asociada a una liposucción, ya que consiste en inyectar la grasa previamente extraída tras la liposucción, en zonas del cuerpo a las que deseemos aportar un volumen extra o corregir depresiones de intervenciones anteriores.



Anestesia

Si el procedimiento no va a ser muy extenso, es decir, si la cantidad de grasa que se va a eliminar es relativamente pequeña, se administra anestesia local y sedación.


Si tu cirujana tiene previsto hacer una liposucción de grandes zonas o tratar varias áreas distintas, se prefiere emplear anestesia general.



Después de la cirugía

Tras la cirugía se colocará una faja o medias de compresión sobre la zona tratada con liposucción, y no compresiva en la zona rellenada.

Esta faja se llevará durante un mes aproximadamente, pasado este tiempo se pondrá o no dependiendo de las instrucciones de la cirujana.

La recuperación es progresiva.


Después de la cirugía te encontrarás más pesada debido al exceso de fluidos que se administran y las áreas liposuccionadas y las rellenadas estarán inflamadas y con hematomas.


Los puntos serán retirados entre los 5 y 10 días posteriores a la intervención.

Lo habitual es que puedas volver a trabajar en 1 semana.


La inflamación y los hematomas desaparecerán en el primer o segundo mes tras la liposucción; sin embargo, una mínima inflamación puede mantenerse durante más tiempo.

Se trata de un tipo de cirugía en la que es importante tratar de comenzar a estar activo lo antes posible, ya que a mayor actividad mayor rapidez en el tiempo de recuperación.

Preguntas Frecuentes

01. ¿ Dónde puedo poner la grasa para mejorar?

Puedes rellenar con grasa todas las zonas del cuerpo que desees siempre que esté indicado.

Está indicado en el aumento de mamas y glúteos, para rejuvenecimiento facial y de manos, corrección de depresiones de tejido graso a nivel corporal (por envejecimiento o liposucciones previas), para lipodistrofias faciales y para reconstrucción mamaria.


02. El injerto graso ¿se reabsorbe?

Actualmente se ha minimizado mucho la reabsorción mediante la utilización de cánulas finas, con aspiración a baja presión, manipulación cuidadosa y estéril de la grasa (centrifugación a bajas revoluciones) y aplicación mediante microcánulas depositando muy poca cantidad de grasa en cada zona.

03. ¿La grasa que se mantiene es para siempre?

Una vez pasado el primer mes postoperatorio , el relleno graso ya está totalmente adaptado y persistirá de por vida.


Asimismo se comportará igual que el resto de células grasas.