Síndrome de la Impostora



La falta de autoestima que te lleva a dudar constantemente de tu potencial.


Es la creencia que tienen algunas mujeres de que han recibido un ascenso, elogio o contrato por cualquier otra razón que sus propios méritos. Y es que en general tenemos dificultades para reconocer nuestros logros y competencias.


Este síndrome se nombra en femenino, porque aunque se puede dar en hombres, son las mujeres las que más sienten esa presión social de no poder fallar y de tener que estar a la altura en todo momento. Según un estudio americano de 2018, los hombres tienen mayor tendencia a ”sobreestimar sus capacidades y rendimiento”, mientras que las mujeres las “subestiman”.


Cuando algo sale mal, las mujeres tendemos a la recriminación interna (¿cómo podría haberlo evitado? qué he hecho mal?); en cambio cuando algo sale bien, tendemos a pensar que el mérito es ajeno (habrá sido suerte, será que tenía que pasar... ).


Grandes líderes como Angela Merkel o Michelle Obama, han sufrido este síndrome, y necesitaron de mucho trabajo personal para ganar la seguridad necesaria para tener una carrera profesional y personal exitosa.


Y por qué el nombre de Impostora? Porque estas mujeres se sienten incapaces de internalizar sus logros y sufren un miedo constante de que los demás pienses que son un fraude, por supuesto sin serlo.


Qué importancia tienen las referentes femeninas, históricas y actuales, que nos facilitan el camino y que nos hacen sentir un poco menos impostoras!

1 visualización

Entradas relacionadas

Ver todo