¿Por qué nos cae el pecho a las mujeres? Mitos y Verdades



La caída del pecho se produce por el envejecimiento de los tejidos que sustentan el pecho.

El pecho, en la mayoría de las mujeres (muy pocas afortunadas se libran), desciende poco a poco desde la perfecta posición original de cuando somos adolescentes. Este descenso es directamente proporcional al tamaño del pecho, es decir , cuanto más grande es la mama más rápidamente y más abajo cae.


El pecho pequeño es mucho más improbable que caiga , por su poco peso, pero sí sufren la pérdida de firmeza y turgencia, de eso nadie se libra con la edad.


La ptosis mamaria, que es el nombre médico de la caída del pecho, está por tanto muy relacionada con los cambios de peso. Cuando una mujer aumenta de peso su glándula mamaria lo hace también, la mama pesa y cae más. Si además las fluctuaciones de peso por seguir una dieta son bruscas y frecuentes, la piel pierde fuerza con mayor rapidez y cede más.


El embarazo y la lactancia son el ejemplo más gráfico de cómo influyen los cambios de peso en la caída del pecho.


Un error muy frecuente que comenten muchas de nuestras pacientes, es pensar que el pecho se cae porque los músculos pectorales no están ejercitados. O al revés, que para subir el pecho se requiere de la musculación pectoral. Lamento decir que los músculos no son los responsables de la caída del pecho. Otro error común es pensar que si utilizamos un sujetador de forma permanente incluso durante la noche, evitamos este indeseado proceso. Pero tampoco es cierto.


Otra cosa es que para practicar deportes de impacto es muy importante una buena sujeción porqué el impacto repetido no es bueno para el pecho.


Muchas pacientes recurren a tratamientos de todo tipo para subir el pecho una vez ya ha caído, pero lamentablemente las soluciones no quirúrgicas ayudan a mejorar la piel y los tejidos, pero no corrigen el pecho caído.


El único tratamiento que recupera la turgencia y posición del pecho caído es la cirugía llamada mastopexia con o sin implantes.


Pero más allá de la cirugía , la mejor recomendación es hidratar el pecho a diario para que la piel se mantenga elástica y firme el mayor tiempo posible.

1 visualización

Entradas relacionadas

Ver todo