Divorcio & Cirugía Estética


Sabías que el 26% de las mujeres y el 11% de hombres que se someten a una cirugía estética son recién divorciadas?


Los motivos que les llevan a ello son los siguientes?:


El motivo más frecuente es remediar una imagen cansada o una mirada fatigada a consecuencia del estrés que supone una separación, y la infelicidad temporal que esa situación conlleva en las dos partes de la pareja.


En segundo lugar es el verse más rejuvenecidos pues consideran que eso les dará más opción a enfrentar solos esa nueva etapa y encontrar un futuro compañero o compañera sentimental.


En otro grupo de pacientes, que quisieron operarse hace tiempo pero no tenían la aprobación de sus parejas y tras la ruptura lo consideran una oportunidad perfecta para seguir adelante con su deseo.


Y un porcentaje más pequeño lo hacen para recuperar a su ex-pareja o bien como una forma de ponerlos celosos . Este último punto , hay que tenerlo muy en cuenta y explicarlo muy bien porqué nunca se consigue el objetivo y no debería ser jamás el motivo de someterse a una intervención.


En todos los casos , los cirujanos debemos advertir que la estabilidad emocional es un requisito indispensable para ser un candidato a la cirugía estética y por esta razón hay que aconsejar a los pacientes a no tomar esa decisión en un momento donde las emociones y los sentimientos pueden estar exacerbadas a consecuencia de este momento traumático.


Por lo que después de una separación es mejor dejar pasar un tiempo prudencial y sobretodo insistir que una cirugía no va a cambiar su vida mágicamente ni va a hacer que sus problemas desaparezcan.



La cirugía te ofrece un cambio muy positivo y puede romper un bucle negativo en aquellas personas que lo hacen por sí mismas y no para agradar a alguien más.


En una próxima ocasión hablaremos de justo lo contrario, de como una cirugía estética puede ser el detonante previo a una separación.



0 visualizaciones